Si yo le diera la orden a un soldado que volara de flor en flor como un colibrí, o de que mata a miles de personas. Y el soldado no me haga caso la culpa será de quien. Mia o de él. Pues sería mía porque recuerda que cada quien ejerce y hace lo que aprendió.